factura electrónica
Ingefactura Marzo 18, 2016 Sin Comentarios

No cabe lugar a dudas de que estamos, cada vez mas, en un mundo donde la tecnología ha venido a suplir el lápiz y el papel. Negar esta tendencia, es como querer tapar el sol con un dedo. Esta misma nota, que antiguamente la habría estado escribiendo en un cuaderno, está siendo escrita en un computador.

 

En Enero de 2014, se promulgó la ley que hace que todos aquellas empresas que operen en Chile, deban ser facturadores electrónicos. Según el calendario de implementación, para principios de 2018 ya no quedarán facturadores manuales en el país. Esto hará que la facturación entre empresas sea mucho más eficiente que lo que es hoy.

 

Algunas empresas, no han esperado a la obligatoriedad de la ley para adoptar la facturación electrónica. Ven claramente los beneficios que sumarse a este sistema les trae en términos de eficiencia de tiempo y costo.

Y es que es así. Debemos ver esta obligación, como una oportunidad para mejorar y actualizar los procesos que actualmente tenemos en la empresa. Aprovechar el impulso, para buscar alternativas que nos ayuden a manejar nuestro negocio de manera mas profesional y eficiente.

La facturación electrónica trae grandes beneficios para las empresas, los más importantes, el ahorro de tiempo y dinero comparado con la facturación en papel y la posibilidad de diferir el pago del IVA por internet del 12 al 20 de cada mes. Pero hay mas, mucho mas.

Por qué no pensar en un software de facturación electrónica que tenga, por ejemplo, control de stock para poder llevar de manera controlada el inventario? Muchas de las empresas que nos ha tocado ver, empresas medianas y pequeñas que no tenían ningún software de gestión, nos pidieron desarrollar esta herramienta (que finalmente incluimos en el servicio básico del software) que les permitiera tener un mejor manejo de los inventarios, saber que productos tenían mas salidas que otros e incluso tener un reporte de los ítems que se encontraran con stock crítico, para reponerlos antes de quebrar.

Rosario Sepúlveda Socia Ingefactura.

En Ingefactura nos hemos preocupado de aprender de cada uno de nuestros clientes. Sus realidades y preocupaciones, se ven reflejadas en cada una de las mejoras que implementamos constantemente en el programa. Es así como nos hemos encontrado con la realidad de muchas empresas, que se encuentran en ciudades donde la conexión a internet no es lo suficientemente estable para poder ocupar una herramienta 100% web. Varias de ellas, pertenecen al mundo del retail, supermercados locales, donde el no poder emitir facturas les significa perder la venta y que la gane su competencia. Pensando en ellas, es que nos enfocamos que nuestra aplicación, que se instala localmente, pueda funcionar offline, además de conectada a internet. De esta manera nos aseguramos que nuestros clientes puedan enfocarse en lo que es realmente importante para ellos: vender.

Nos hemos encontrado también, con contribuyentes que por las realidades de sus negocios, no tienen a la computación integrada en su diario vivir. Ellos, son los mas temerosos en dar este gran salto tecnológico. Uno de ellos me preguntó, por qué si su empresa había funcionado perfectamente los últimos 25 años en forma manual, el SII le exigía ahora que a sus mas de 60 años, aprendiera a ocupar un sistema distinto y que él no entendía… Buscar un buen partner que los acompañe en cada paso de este camino nuevo, es clave para ellos, junto con una herramienta que sea fácil, simple e intuitiva de usar y un soporte que lo ayude con las millones de dudas que va a tener las primeras veces que use el sistema.

 

Finalmente, mucho se ha hablado de los ahorros que traerá consigo la facturación electrónica para las empresas. Estamos hablando no solo de ahorrar en la impresión de los talonarios, sino también en el ahorro en tiempo, de no tener que ir al SII (y esperar) cada vez que necesitemos timbrarlos. Con la facturación electrónica, basta con el certificado digital de la persona autorizada, para que descarguemos los folios electrónicos en la página del SII y los carguemos en el software, para seguir facturando en pocos minutos.

 

Cada empresa es un mundo. Por suerte, el mercado se ha adaptado, entregando planes que se ajustan casi como traje a la medida a las necesidades de emisión que tiene cada cliente. Existen alternativas multi plataformas, multi empresa y multi usuarios. Existen alternativas que incluso se integran a los programas que actualmente funcionan en las empresa. Algunas alternativas solo entregan la emisión de los documentos electrónicos y sus libros, otras (como dije anteriormente) permiten controlar stocks, listas de precios y generar reportes que faciliten la gestión de cobranza.

 

La aplicación de Ingefactura incluye gratis básico control de stock. Max Jungjohann. Socio Fundador Ingefactura.

Visto de esta manera, subirse a la facturación electrónica trae muchos mas beneficios que solo el intercambio de facturas entre empresas. Solo hay que perderle el miedo y vitrinear un poco para encontrar la solución que se adapte mejor a lo que necesitamos.

Fuente: El Mercurio

 

Si estás interesado en alguno de nuestros servicios, no dudes en contactarnos. Respondemos en unos minutos tu consulta.

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Mensaje

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *